Meta de Pastoral 2014


Al finalizar el año litúrgico - pastoral 2014 la Diócesis de Santa Rosa de Osos, Discípula – Misionera, en ambiente de comunión y participación.

  • Ha evangelizado sobre la fe como estilo de vida cristina (fe recibida),
  • Ha vivido la misión con el mundo del trabajo,
  • Se han fortalecido los pequeños grupos de familia, la Animación Bíblica de la Pastoral, la pastoral de multitudes  y las estructuras en general, tanto a nivel diocesano, como vicarial y parroquial,
  • Se ha vivido el primer tiempo de las ejercitaciones,
  • Se han creado los equipos de base (subcomités Parroquiales de Pastoral Social) para la pastoral del mundo del Trabajo,
  • Se han fortalecido las delegaciones diocesanas y se ha hecho más presencia en las parroquias de las mismas,
  • Algunas parroquias han vivido la visita pastoral del Señor Obispo.
  • Ha evaluado los procesos de la programación.

Mediante los encuentros de formación, el acompañamiento y seguimiento a los procesos, que favorecen la vivencia del discipulado misionero, el amor a la Palabra de Dios y la espiritualidad de comunión, para el encuentro con Jesucristo y el anuncio del Evangelio, en comunión con la misión permanente en el Mundo del trabajo y así edificados en la fe como Pueblo de Dios.

Justificación:


Realidad: Hemos vivido la V Asamblea de pastoral dando el paso a la segunda fase, la de la fe,   como Diócesis contamos con el plan de Pastoral (PDR/E), para la Evangelización y hemos impulsando la misión con diversos ámbitos humanos, este año la anima con el mundo del trabajo, sin embargo se hace necesario fortalecer toda la pastoral desde la dimensión catequética, reforzar la pastoral comunitaria, las delegaciones de pastoral y algunos comités parroquiales.

Ideal: Una Iglesia particular que anima y  promueve la Acción evangelizadora, de la que hace su gozo y organiza los procesos de Evangelización teniendo en cuenta el mundo del trabajo en sintonía con la misión permanente desde el Plan diocesano de Renovación y Evangelización responde al querer de Dios para nuestra Iglesia particular.

Conversión: se hace necesario seguir fortaleciendo el PDR/E, desde la fase de la fe como itinerario con el Pueblo de Dios, sin descuido de la Palabra de Dios y atendiendo a todos los bautizados, especialmente desde las orientaciones del Magisterio de la Iglesia y viviendo la conversión y misión permanente en sintonía con Aparecida.

 
​​